Cómo iniciar un negocio en Canadá en 10 pasos

En esta guía encontrarás los puntos más importantes a completar para poder emprender en Canadá
Por: Nuestra Redacción
Montreal · Publicado el: 03/23/2022

Iniciar un negocio propio en Canadá puede parecer abrumador al principio. Hay bastantes pasos en el proceso, por lo que es útil ir dando un paso a la vez. Esta guía está diseñada para ayudarte a hacer realidad tu sueño de convertirte en emprendedor y no morir en el intento.

Cada paso de esta guía conlleva información detallada de mucho valor. Los pasos están más o menos en orden, pero hay cierta flexibilidad. Por ejemplo, realmente no importa si completa el paso tres antes de completar el paso dos, lo importante es que sea constante y enfocado en lograr la meta.

Una recomendación mayúscula antes de iniciar el viaje del emprendimiento es que cuentes con asesoría profesional. La ayuda de un abogado mercantil en Canadá te permitirá detectar baches no mapeados y sobrepasar los obstáculos inesperados en el proceso.

Así puedes iniciar un negocio propio en Canadá:

1. Piensa en una idea de negocio

No importa si se encuentra en Canadá o en cualquier otro lugar: un negocio exitoso comienza con una buena idea . Estudie sus habilidades, observe las tendencias actuales y busque formas de mejorar los conceptos existentes o aportar algo nuevo al mercado. Y pruebe su idea a fondo antes de invertir mucho tiempo y dinero en ella.

2. Establezca un plan de negocios

La mejor manera de probar tu idea es convertirla en un plan de negocios. Esto te permitirá examinar a fondo todo lo relacionado con la industria, los productos y el mercado en el que se desarrollará tu negocio. También te dará algo que presentar a inversores y prestamistas.

Antes de lanzar tu negocio, debes tener un plan de negocios exhaustivo y completo que lo guíe. Sin embargo, al principio del proceso, es posible elaborar un plan de inicio rápido que te mostrará si tu idea de negocio es viable.

3. Escoger el nombre de tu empresa es clave

La elección de un nombre comercial conlleva consideraciones tanto legales como de marketing. En Canadá, el gobierno impone más restricciones de nombre a las corporaciones que a las empresas unipersonales, pero todos los propietarios de negocios deberán considerar cuestiones legales al nombrar su negocio.

La mayoría de las empresas al menos tendrán que registrar su nombre con el gobierno canadiense. En términos de marketing, el nombre de tu empresa debe comunicar lo que hace la empresa de una manera que sea visualmente interesante, memorable y positiva.

4. Determinar la propiedad comercial

Al iniciar un negocio propio en Canadá, solo hay tres formas básicas de propiedad comercial entre las que puede elegir para una estructura comercial:

  • La propiedad única,
  • La sociedad
  • La corporación.

Hay algunas opciones dentro de ellas, como una corporación cooperativa o una sociedad limitada , pero todas caen bajo estos tres paraguas. Decidir qué estructura es adecuada para tu negocio dependerá de varios factores, desde su nivel de comodidad con la responsabilidad hasta las deducciones fiscales que desea para su negocio.

Con esto también es recomendable asistirse con un abogado mercantil en Canadá.

5. Encuentra financiamiento para pequeñas empresas

Mientras que algunos propietarios pueden financiar sus nuevas pequeñas empresas de su propio bolsillo, muchos otros necesitan una inyección de fondos de otras fuentes para despegar.

Hay muchas opciones a considerar, desde la financiación de la deuda hasta la participación en el capital y las subvenciones del gobierno. Conocer las diferencias entre cada tipo de financiamiento y asegúrate de estar preparado para hacer frente a las obligaciones de cualquiera que elija.

6. Obtén una licencia comercial

Si bien no es necesario para todas las empresas, muchas empresas nuevas necesitarán obtener licencias comerciales antes de poder operar legalmente dentro de sus municipios. Si su ciudad o pueblo no tiene un sitio web, puede encontrar información de contacto de las agencias gubernamentales en línea.

7. Prepara las contrataciones de empleados

Cuando estás iniciando un negocio, contratar empleados puede ser lo más alejado de tu mente. Pero es increíble lo rápido que puede llegar ese momento. Prepárate con anticipación para todo lo que necesitarás configurar para asegurarte de estar legalmente cubierto para contratar empleados en Canadá.

Esto incluye el manejo de deducciones de nómina, seguro de compensación laboral y seguro de empleo. Para que este proceso sea efectivo, contacta a un abogado mercantil en Canadá que te permitirá cubrirte las espaldas en todos los ámbitos.

8. Compra un seguro comercial adicional

Más allá del seguro de empleo legalmente requerido, tu empresa puede necesitar protección adicional. Hay una variedad de pólizas que cubren la propiedad, la responsabilidad general, la interrupción del negocio, las personas clave y la discapacidad. Asegúrate de discutir estas opciones con un abogado mercantil en Canadá para determinar cuáles se adaptan a tu negocio.

9. Lleva correctamente tus registros desde el principio

Si mantienes buenos registros desde el primer momento que abres tu negocio, cosas como la contabilidad y el pago de impuestos se vuelven mucho más fáciles. Comienza por abrir una cuenta bancaria comercial separada y guarda y organiza allí tus recibos comerciales. El uso de un software de contabilidad básico te ayudará a mantenerte organizado desde el principio y escalar tu negocio a medida que crece.

10. Comercializa tu negocio

Después de todo el trabajo que has puesto en organizar y lanzar tu negocio, no olvides uno de los pasos más importantes: promocionar tu negocio. Ya deberías haber planificado tu estrategia de marketing cuando hiciste tu plan de negocios, pero ahora es el momento de ponerlo en acción.

Comienza a traducir esos planes en objetivos e iniciativas de marketing específicas para que tu negocio tenga un gran comienzo.

Para contactar a un abogado mercantil en Canadá, ingresa AQUÍ.

(Foto: pressfoto)

5. Encuentra financiamiento para pequeñas empresas

Mientras que algunos propietarios pueden financiar sus nuevas pequeñas empresas de su propio bolsillo, muchos otros necesitan una inyección de fondos de otras fuentes para despegar.

Hay muchas opciones a considerar, desde la financiación de la deuda hasta la participación en el capital y las subvenciones del gobierno. Conocer las diferencias entre cada tipo de financiamiento y asegúrate de estar preparado para hacer frente a las obligaciones de cualquiera que elija.

6. Obtén una licencia comercial

Si bien no es necesario para todas las empresas, muchas empresas nuevas necesitarán obtener licencias comerciales antes de poder operar legalmente dentro de sus municipios. Si su ciudad o pueblo no tiene un sitio web, puede encontrar información de contacto de las agencias gubernamentales en línea.

7. Prepara las contrataciones de empleados

Cuando estás iniciando un negocio, contratar empleados puede ser lo más alejado de tu mente. Pero es increíble lo rápido que puede llegar ese momento. Prepárate con anticipación para todo lo que necesitarás configurar para asegurarte de estar legalmente cubierto para contratar empleados en Canadá.

Esto incluye el manejo de deducciones de nómina, seguro de compensación laboral y seguro de empleo. Para que este proceso sea efectivo, contacta a un abogado mercantil en Canadá que te permitirá cubrirte las espaldas en todos los ámbitos.

8. Compra un seguro comercial adicional

Más allá del seguro de empleo legalmente requerido, tu empresa puede necesitar protección adicional. Hay una variedad de pólizas que cubren la propiedad, la responsabilidad general, la interrupción del negocio, las personas clave y la discapacidad. Asegúrate de discutir estas opciones con un abogado mercantil en Canadá para determinar cuáles se adaptan a tu negocio.

9. Lleva correctamente tus registros desde el principio

Si mantienes buenos registros desde el primer momento que abres tu negocio, cosas como la contabilidad y el pago de impuestos se vuelven mucho más fáciles. Comienza por abrir una cuenta bancaria comercial separada y guarda y organiza allí tus recibos comerciales. El uso de un software de contabilidad básico te ayudará a mantenerte organizado desde el principio y escalar tu negocio a medida que crece.

10. Comercializa tu negocio

Después de todo el trabajo que has puesto en organizar y lanzar tu negocio, no olvides uno de los pasos más importantes: promocionar tu negocio. Ya deberías haber planificado tu estrategia de marketing cuando hiciste tu plan de negocios, pero ahora es el momento de ponerlo en acción.

Comienza a traducir esos planes en objetivos e iniciativas de marketing específicas para que tu negocio tenga un gran comienzo.

Para contactar a un abogado mercantil en Canadá, ingresa AQUÍ.

(Foto: pressfoto)

Empleos para Latinos en Montreal, Quebec

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

X
¿Qué estás buscando?